¿El futuro de un país depende de un presidente?Ya se siente con fuerza la competencia por la Presidencia de Colombia para 2010. ¿Qué tanto te interesa?

Comenzó en firme la carrera por la Presidencia de Colombia en 2010. Aunque Álvaro Uribe, el principal protagonista de este show político aún no ha confirmado su participación en la competencia, desde ya se lanzaron al agua los primeros patos presidenciables. El show mediático se intensifica cada día y vemos a los candidatos respondiendo toda clase de preguntas en los medios de comunicación, que si han fumado marihuana, que si perdonarían una infidelidad, que si hacen deporte… A grandes rasgos el sentimiento que vuelve a resurgir por estos días es la esperanza. Los uribistas tienen la esperanza de que su líder se quede 4 años más para consolidar su consigna de Seguridad Democrática. Por su parte, los seguidores de la oposición tienen la esperanza de que sus candidatos sean lo suficientemente fuertes para enfrentarse al presiente más popular de la historia de Colombia. Las esperanzas de todo un país se concentran en una sola persona que promulga que por fin va a traer el cambio. Y es cierto, en mayor o menor medida todos los presidentes al terminar su mandato tienen algunas cifras para secar pecho y defender su mandato. Sin embargo, más allá de los casos puntales, los problemas estructurales con los que siempre hemos vivido siguen intactos. Las cifras de desempleo son altas, la pobreza no cede, la corrupción es el pan de cada día, el narcotráfico sigue presente, el paramilitarismo toma nuevas formas y la guerrilla sigue siendo una amenaza. Todas esas son promesas de cambio que al inicio de su período cada Presidente asegura que va a cumplir pero después de 4 años u 8 como ocurre con Uribe, muchos de esos aspectos siguen intactos. Por eso, es inevitable preguntarse si el poder de un presidente, sus buenas intenciones y sus grandes proyectos son suficientes para cambiar radicalmente para bien el rumbo de un país. Salimos a la calle a preguntarle a los jóvenes qué tanta confianza tienen en sus mandatarios, qué tanto se apasionan con las campañas políticas y qué expectativas tienen cuando le dan su voto a un determinado candidato. Mira el video con las opiniones y déjanos la tuya. ¡Echa tu cuento!